jump to navigation

Los 33 a 700 metros bajo tierra August 16, 2015

Posted by juanpablorabaworld in Los 33 (The 33, 2014), Noticias.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
trackback

15 de Agosto 2015

Antonio Banderas protagoniza la historia de los mineros que permanecieron 70 días sepultados.

La gran pregunta que se hicieron la directora, los productores y los actores antes de materializar Los 33 fue cómo llevar al espectador hasta el fondo de las emociones y tocar las fibras más sensibles. Cómo lograr transmitir lo que sintieron esos 33 hombres que estuvieron 720 metros bajo tierra, luego de que la montaña se moviera y sellara la única entrada que había en la mina San José, en el norte de Chile.

“La directora (la mexicana Patricia Riggen) siempre insistió en que esta es una historia cuyo desenlace todo el mundo conoce. Así que debía ser emocionante para mantener el interés del público durante dos horas. Había que poner toda la carne en el asador”, contó el actor Juan Pablo Raba en una charla con EL TIEMPO, acerca de la película, que se estrena este jueves, y en la cual interpreta a uno de los mineros sobrevivientes de la tragedia que empezó el 5 de agosto del 2010 y que le dio la vuelta al mundo

Con los rostros sucios, sin peinarse ni afeitarse, desaliñados y casi famélicos, los actores intentaron acercarse a la terrible realidad que enfrentaron los mineros durante 70 días en el socavón, ubicado en la zona de Copiapó, en un encierro que los mantuvo a casi 40 grados de temperatura, sin comida, sin agua e incomunicados (al menos por las primeras 18 jornadas).

“El sentido de compañerismo se afianzó en ese encierro. Cuando vi la película reviví esos momentos, tengo sentimientos encontrados al respecto”, le dijo a este diario Claudio Yáñez, uno de los mineros chilenos que encaró la tragedia cinco años atrás junto con sus 32 compañeros y que fue el octavo en salir en la cápsula de rescate Fénix aquel glorioso 13 de octubre. Una fecha que quedó en la mente de millones de personas que pudieron seguir en directo, a través de la televisión, la salida de estos hombres del infierno.

Los 33 cuenta con un elenco encabezado por Antonio Banderas y Juliette Binoche e incluye a Kate del Castillo, Lou Diamond Phillips, Rodrigo Santoro, Mario Casas, Adriana Barraza y Gabriel Byrne; además de los colombianos Gustavo Angarita, que interpreta a Mario Gómez, el minero más viejo y que está a punto de jubilarse cuando ocurre el derrumbe, y Raba, que encarna a Darío Segovia, un hombre que enfrenta un problema de alcoholismo y quien por años no le ha hablado a su hermana (Binoche), pues no la perdona por haberlo abandonado cuando era un niño.

Un sueño cumplido

“Segovia es un compendio de todos los mineros que tenían algún tipo de adicción y que enfrentaron el síndrome de abstinencia. Él es la prueba de cómo salieron adelante. Pero lo más importante, es la difícil situación que tiene con su hermana María”, dice Raba, actor bogotano, de 38 años, para quien Los 33 significó cumplir varios sueños profesionales. “Hace años respondí en una entrevista que mi actriz favorita era Juliette Binoche, así que cuando nos vimos en Chile fue muy emocionante”, recuerda Raba.

En el caso de Banderas, el español define el filme como “una oda a la vida”, según les comentó a los medios en el lanzamiento en Santiago de Los 33, que no tiene nada que envidiarle a una superproducción de Hollywood. “Esto es como poner una lupa sobre el ser humano y ver la necesidad de este por sobrevivir. Eso es lo atractivo en un mundo donde la gente se mata por nada”, reflexionó el español en Chile, donde ya estrenaron Los 33 con una excelente asistencia: cerca de 300.000 espectadores ya la vieron en las salas.

Producida por el estadounidense Mike Medavoy, la película se rodó entre el desierto de Atacama, donde se filmaron todas las escenas exteriores del rescate y el refugio Esperanza en el que permanecieron los familiares de los mineros atrapados, y la mina de sal de Nemocón, en Colombia, donde ocurre todo el drama bajo tierra.

“Era un ambiente pesado: solo veíamos la luz del día unos 40 minutos mientras almorzábamos; de resto eran de 12 a 14 horas allá adentro –cuenta Raba–. No se compara con la realidad de un minero, pero sí te acerca a lo que vive: el aire caliente que se respira, la tensión que se percibe, el miedo de que en cualquier momento puede pasar cualquier cosa”.

“Estando en campo, la decisión fue que, tuviéramos escenas o no, nos quedábamos dentro de la mina”, dice Raba, que también recuerda que durante las dos semanas del rodaje se mantuvieron sin celulares. “Lo único que hacíamos era hablar, contarnos historias. Eso fortaleció el grupo”.

Hoy, cuando se completa un lustro del derrumbe de la mina San José, que gracias a la insistencia de las familias tuvo un final feliz en la realidad, muchos de los mineros afectados no han podido reubicarse laboralmente.

“Las empresas nos rechazan porque consideran que no somos aptos en lo psicológico. Ahora, con la película, la gente va a pensar que vamos a ganar muchos millones. Hasta el momento no hemos recibido ni un peso”, cuenta Yáñez, casado y padre de tres hijos y quien vive de una pensión vitalicia que les otorgó el gobierno de Chile, pero que le resulta insuficiente para su manutención.

De hecho, varios de sus compañeros han manifestado su inconformidad por los supuestos arreglos, incumplidos tanto por los productores del filme como por los editores del libro en el que se inspiró: En la oscuridad, del periodista Héctor Tobar.

Bajo tierra, a 90 metros de profundidad en Nemocón, para quienes los interpretaron en la ficción las emociones durante Los 33 también fueron muy fuertes. “Creo que para todos los actores la experiencia fue intensa, como una catarsis (…). La templanza de las familias de esos hombres logró que allí no pasara lo que sucede en la mayoría de las tragedias mineras: a los cuatro días suspenden la búsqueda, los declaran muertos y ya”, señala Raba.

Nostálgico, Yáñez se siente representado por lo que vio en la gran pantalla. Él era uno antes de bajar al socavón, ese 5 de agosto del 2010: un hombre malgeniado, al que no le daban ganas de trabajar. Luego de su rescate, su familia se convirtió en su pilar y se siente más maduro y capacitado.

“Sabes, ahora, converso con la gente y doy charlas”, cuenta. Sin embargo, y a pesar de que la empresa propietaria de la mina San José nunca respondió por lo sucedido, él tiene cifrada sus esperanzas en volver al oficio que mejor sabe hacer: ser minero. “No me da, y nunca me dará, miedo pedir trabajo en una mina”, concluye.

Estímulos al cine internacional

Los 33’ es la primera película que se rodó en el país con el esquema de la Nueva Ley de Cine (1556 del 2012), que contempla que a los productores se les reembolse el 40 por ciento de los gastos cinematográficos (para pre, post y producción) y un 20 por ciento más en gastos logísticos (hospedaje, alimentación y transporte). La devolución está a cargo del Fondo Fílmico Colombia (FFC), que administra Proimágenes. El objetivo de la norma es incentivar los rodajes en Colombia y la contratación de mano de obra local. El rodaje en las minas de Nemocón se llevó a cabo en enero del 2014 después de que los productores visitaran (y descartaran) Bolivia y Chile.

Luego del rodaje de ‘Los 33’ otras cintas han escogido el país para sus filmaciones: ‘Corazón de León’, ‘Blunt Force Trauma’ y ‘Narcos’, de Netflix, son algunas de ellas.

Fuente: eltiempo

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: